Que es Mindfulness

Mindfulness es una palabra del inglés y significa “Atención Plena”

El mindfulness es una herramienta en forma de entrenamiento proveniente de las técnicas de meditación que persigue:

  1. Mantener la atención en la tarea que se realiza
  2. Sin distraerse con pensamientos que no sean para dicha tarea
  3. De manera relajada al no tener que mantener pensamientos supérfluos
  4. Disfrutando de la actividad al ser consciente, según avanzamos en la práctica

De esa forma nos habituamos a realizar actividades desde esa atención plena y con la práctica se “contagia” a otras tareas diarias que no son parte del entrenamiento mindfulness.

Así con el tiempo podemos estar en los diferentes aspectos de la vida más concentrados

dandelion-1557110_1280Lo que en la calle se conoce como “estar en lo que estás”.

El Mindfulness se diferencia en general de las técnicas de Meditación en:

  1. Es más aséptica en su fondo:
    1. Es laica al desligarse de toda tradición religiosa que sí tienen algunas meditaciones.
    2. Es científica. Quiere que se mida de forma avalada por la comunidad científica internacional los cambios a mejor que produce en sus practicantes.

La meditación, orígenes del Mindfulness

La meditación tal y como la conocemos hoy en día en occidente, proviene de técnicas budistas que incluso tienen un origen anterior. Se trata en sus inicios hace siglos de una práctica religiosa que surge como respuesta para aliviar el sufrimiento del ser humano. Por ejemplo en el Budismo.

Buda no fue el primero en meditar como tal, ya que existía alguna tradición anterior de origen brahmánico, pero sí fue el que dio forma al conjunto de técnicas y enseñanzas.

Dentro del budismo existen diferentes escuelas y técnicas. La meditación, en  la forma en que originalmente la enseñó Buda, se conoce como Vipassana, que significa ver las cosas tal y como son.

En la práctica durante la meditación Vipassana se mantiene la atención en la respiración. La atención es un elemento básico en la meditación.

Cuando somos capaces de mantener la atención un tiempo en el mismo objeto, en este caso  la respiración, decimos que hemos alcanzado la concentración

Si esa situación se prolonga, es cuando podemos alcanzar un estado meditativo de conciencia superior.

En cualquier caso, cuando hablamos de meditación desde un punto de vista religioso o espiritual, a la mayoría de la gente le viene a la cabeza el hinduismo y el budismo. Y es esta práctica, básicamente religiosa, la que busca dar respuesta a las necesidades espirituales del ser humano y pretende alcanzar un estado de conciencia más elevado, la que, a final de siglo XX, comienza a interesar a los científicos relacionados con la mente. Es en este momento cuando aparece el Mindfulness.

El investigador que ha contribuido a formalizar el concepto del Mindfulness es Jon
Kabat-Zinn

Este científico de la Universidad de Massachusetts dio nombre a su programa de reducción de stress basado en el Mindfulness (MSBR) que ha dado origen a diversos estudios y ha servido para definir la práctica. Ésta consiste en la práctica que se denomina Atención Plena y que deriva de la meditación Vipassana budista. Kabat-Zinn lo define como “atención momento a momento a la experiencia presente, sin hacer juicios y con una actitud de aceptación”.    

Realmente la palabra Mindfulness puede inducir a error con su traducción. Podríamos pensar que se refiere a la expresión “Mind Full” que significaría mente llena. Sin embargo es todo lo contrario.

La mente en condiciones normales está llena de pensamientos, recuerdos e imágenes que van y viene sin parar, bien del pasado o anticipando una situación futura. Este devenir de ideas por la mente se produce de modo casi automático en la mayoría de las personas,  sin intervención de la  atención del sujeto pensante.

Este estado de pensamiento automático hace que no seamos muchas veces conscientes de lo que estamos haciendo.

Sirva como ejemplo cuando vamos muchas veces conduciendo de vuelta a casa y de repente llegamos casi sin darnos cuenta de por dónde hemos venido. El problema es que ese devenir de pensamientos atrae nuestra atención, y no nos damos cuenta ni dónde nos encontramos o qué hay a nuestro alrededor.

Algunos autores simplifican un poco el tema y lo resumen en Aceptación, Compasión y No Juzgar.

Ciertas afirmaciones que estos autores incluyen como prácticas :

  • No se trata de una técnica de relajación. Aunque evidentemente un efecto secundario de la misma es la relajación.
  • No significa tener la mente en blanco o vacía de pensamiento, sino más bien  ser consciente de ello,  si ocurre.
  • No se trata de renunciar a nuestras emociones, sino más bien todo lo contrario, de tomar conciencia plena de las mismas y asumirlas.
  • No se trata de una forma de alcanzar la beatitud, aunque podemos percibir emociones buenas y negativas.
  • No es una vía de transcender la vida ordinaria, sino de centrar nuestra atención en cada detalle de la misma.
  • No es la negación del dolor, sino la forma de afrontarlo y aceptarlo.
  • No es recluirnos como si fuésemos monjes, ni se trata de una nueva religión, para ello podíamos haber seguido con el budismo tal cual.
  • No es difícil.

Resumiendo en palabras de algunos el Mindfulness es:

resumen

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *